Como consecuencia de accidentes de tráfico, deportivos o casuales (caídas, agresiones, etc.) se producen lesiones traumáticas faciales (maxilares, órbita, nasales etc.), con los consiguientes problemas estéticos y funcionales.

Cuando los huesos de la cara se fracturan, el cirujano los reconstruirá e inmovilizará. Actualmente la mayor parte de las facturas se inmovilizan aplicando técnicas de osteosintesis (pequeñas placas y tornillos).

Fractura maxilar inferior tratada con miniplacas

Fractura maxilar inferior tratada con miniplacas

El cirujano máxilofacial también sutura meticulosamente las heridas con técnicas y materiales adecuados para que la cicatriz quede lo menos visible posible.